Archivo

martes

Hoy

Jessa: I think it turns out that I wasn't as ready to help people as I thought. I just needed to take a long, hard look in the mirror, as my mother would say.
Hannah: What'd you see?
Jessa: A fucking bitch.



S06. E09.



lunes

Acerca de mi (gracias control z)

Muchas veces me surge la duda acerca de si hay para quien lee una distinción entre la ficción y lo testimonial, o lo real, o la no ficción.
Primero. Voy a ignorar la pregunta "¿existe la ficción?", pero aún así quiero aclarar... Para mí, todo lo que escribimos contiene realidad. Algo, aunque sea en menor medida. Existen disparadores que nos inspiran a escribir una cosa. Pensamientos o hechos. (Los pensamientos también son reales.) Y los sueños.
Dicho eso, muchas veces me surge el si lo que escribo es ficcional y qué tan ficción es.


Adding more grease to this situation


jueves

Progresivo sorpresa



Me estaría costando un poco la vida sin un peso. Como que hay plata que se pide para boludeces pero en realidad lo que te hace progresar sale más. Por ejemplo, una consulta con un psiquiatra sale setecientos pesos, una biblioteca para desacumular desorden y ordenar tu casa para que no parezca la de una depresiva con pulsión de muerte sale más de ochocientos. Puchos sale cincuenta y seis, collar de unicornio sale setenta. O sea, gastos que se pueden.


Hoy lo vi a Daddy Brieva cuando fui a comprar puchos.

Estuve en Mitre unas horas para darme cuenta que es imposible no sacar a los perros a mear cada cuatro horas. También por primera vez caminé desde Rivadavia a Callao y a Mitre sin descomponerme y querer vomitar de repulsión. O sin miedo. También sin cosquillas en la panza de nerviosismo. Pero sin miedo. Una vez le pedí a un compañero ir con él porque me daba miedo entrar sola. Hace unas doce horas que estoy despierta y eso es algo que puedo decir pocas veces.

Hoy repetí por qué no quiero luchar con burgueses y me di cuenta que me siento más pelotuda cada vez que lo digo.

Solo hay que pensar en dos situaciones separadas por años para darse cuenta de que de un momento a otro las cosas pueden ser opuestas.


domingo

manténlo prendido

de nuevo en el cuaderno
fantaseando con vos
creo en que te perdono
creo en que siempre te gusté
en que sabés que me lastimaste
y cogemos

pero veo espartactus
y me voy a dormir

fueg0.








lunes

.

¿Estás despierto? No me duermo. No sé si tengo o no sueño. Hace calor. No sé cómo poner los brazos en la cama.
No paro de hacer pis y ahora estoy tomando agua. Pero porque está helada. Supongo.
Estoy confundida. No sé en qué pensar, cómo parar de pensar o si pensar. Sólo sé que quisiera no estar haciéndolo. Y me acuerdo. Me acuerdo de algunas cosas que no debería recordar porque me hacen mal.
Pero cómo hago. Sé que pregunto esto muchas veces pero, ¿cómo hago?
Dibujar caritas felices como una colgada hacía una noche.
Shet. Ahora un recuerdo se entrelaza con otro. Porque pegar caritas y dibujar caritas para regalar involucra caritas.
Entonces la cosa me vuelve a llevar a sí misma.
Sé que está mal mal mal horrible pero te quisiera conmigo acá cerca.
Recuerdo enseñar lo que quería ser.


miércoles

Y si este año logro no llorar? Como hice en todo dos mil diez y seis hasta que pasé un día entero con vos.

Y lloré.
Mucho.
Por primera vez en el año.
Y al otro día también. Y durante dos diez y siete no paré.

Este año ¿no?

domingo

Por Bonpland

Momento de salir de una joda, subir al colectivo y pasar por un bar. Pensar que quisiera que estuvieras acá porque estaría bueno. Eso que todo sea como era antes.
Tener que parar para escribirlo.
Tener que parar para que el momento se vaya.
Es horrible esos momentos.
Y no se va.