sábado

Esos momentos y lugares (no físicos) donde te replanteás todo. Repasás cosas que te dicen y encuentros con gente muy facha. Estoy cansada porque la emancipación no se hace así. No en contra entre nosotros, en contra de los otros es.
Tampoco a favor de ellos.
En contra del capital. Punto.

Los que están a favor del capital creen que el gobierno es importante. Que es distinto si gobierna tu amigo o amiga. No es así. Hay que romper el estado y con eso al gobierno que esté.

Es inentendible. Tuviste el poder y no se lo diste a los trabajadores.
¿Se dan cuenta estos pibes que sus ídolos tuvieron el poder y no se los dieron?
Solamente pasaron los años para la jubilación, se enriquecieron y ahora no quieren ir a la cárcel.
¿No es simple?
¿No es básico? No se entiende.

Para colmo. Todos los boludos estamos enroscados en enfrentarnos entre nosotros. ¿Podemos ser tan giles?
Claramente sí.

Por eso nos la ponen.
Por eso nos la ponen.
O sea yo estoy cansada.

Nos la ponen, nos la ponemos. Nos traicionamos. Hacemos pelota al otro. Somos pelotudos.
Nos cagamos en otro, lo plagiamos, lo dejamos de lado.

Nos chupa un huevo el otro.
Igual está bien, depende quién. A mí un defensor de la burguesía no me interesa. Personas que se quieren dejar empomar en nombre del general. Ay, sí, claro. Cero ganas. Paso.

En mí es distinto.

No alinearme pero no callar.
No hay que callar. Se puede reaprender.
A los no trabajadores hay que callar. A los compañeros dejarlos hablar y hablar.
Pueden ser ideológicamente nefastos pero se puede hablar.
Cuando ya defienden a sus explotadores con tanto amor y devoción no sé. Pero se debería poder.
Igual tal vez no. Pero se debería.

Sigue siendo triste la reproducción de lo horrible, de cualquier forma.

miércoles

Futuro


Yo de médica me esmaltaba las uñas de amarillo, usaba pulseras de goma de la fundación de Nalbandian, ponía cara de psicótica y mostraba narinas en las fotos.
Tenía dijes con las letras de mi nombre, un corazoncito y le decía a todo el mundo que la medicina y salud pública y el amor por hacer calidad de vida mejor eran la revolución.
Padres tenían una pachamama en la puerta y la lámpara antigua del nono era el perchero de la gorra del chavo del ocho y de una riñonera.

Esta es la foto que quiero que mis hijos vean cuando tengan mi yo socióloga odiatodo explicándoles a quiénes hay que matar para conseguir la emancipación de la clase obrera.

martes

FUNA: La cicatriz peroncha

Hace unas semanas atrás la UNA parió un centro de estudiantes kirchnerista, con todo lo vomitivo que esto implica.

Una de esas cosas es la seguidilla al peronismo. Esto se está manifestando en la posición respecto a la FUNA que tienen los independientes y el PTS.


sábado

+

Es muy posible que después de que todo se vaya a la mierda (conmigo adentro) algo pueda rescatar.

Algo.

Y que ese algo sea yo.


Sin su ayuda. Peroporsupuesto.

lunes

Estuve pensando que tal vez
Con psicología social aprendí a pasar todo por el cuerpo.

Entonces me da mucho miedo que la abuela de una amiga esté internada.
Entonces me hace muy feliz que conocidos pasen sus ingresos.
Por eso hoy pude contener una lágrima de alegría y orgullo.
Por eso ya no pude aguantar al ver la foto de ellas.

Por qué no estoy yo besando una abuela

Por qué no estoy yo saltando y bailando por los logros de esos pibes, con ellos.

Porque lloro en el baño sabiendo qie puedo hacer absolutamente nada de eso.

Porque tengo que ser yo sola para siempre
Y
Básicamente
Me desacostumbré

Y
Básicamente

Me acostumbré a querer

15:20

Hace un tiempo me explicaron que ser un científico social es básicamente ser un miserable.
Porque te preguntás por todas las cosas por las que está penalizado preguntar.
Me di cuenta que no hay mejor carrera para mí y que sí, todos los días se siente bastante esa miserabilidad.

sábado

El logo del ceatca-k es una pija and we love it (otra entrada pelotuda)

Hace algunos días me enviaron una solicitud para darle laik a la página del centro de estudiantes de crítica de artes. Mi respuesta fue que no, pero entré a la página para chusmear y me encontré con el logo nuevecito del centro.

And I love it.

lunes

Una entrada pelotuda

Me ponía mal cuando me clavaba el visto.
Hoy me acordé todo el día
Y ahora todos me clavan el visto.
Así me acuerdo más

Y que horrible era estar tan mal
Como para hacer una entrada desde el celular.

Comi mucho



Te extraño

lunes

Inmortal

Leyendo cosas mías, viejas, cosas de despechada.
Siento que ya no te quiero.
Sos un ridículo, feo, ¿qué te pensás que sos un gangster? gangsta. Nóh.
No, eh.
Pero extraño mucho hacerte búlin.

Leyendo cosas mías, viejas, me doy cuenta que ya no te quiero.
Volviste a ser un pelotudo de feisbuc. Y ni siquiera, porque no te tengo.

Mi perro se tira pedos y me imagino que te metí en una bolsa de caca, que te tiro al tacho de basura como a todas las mierdas.
(Las bolsitas que yo uso son de colores, con corazoncitos, huesitos o patitas) (o lisas de color rosa o gris, por si querés saber algo de mí).
Bueno,
Deberías saber en qué bolsa te pongo.

Sí, las de caca.

Estás en una bolsa de caca y te tiré al tacho de basura. Porque no te necesito.
Porque no necesito el talismán de felicidad como lo llamabas.
Porque tengo todo y cosas mejores.

Te escribí tantas cosas. Me inspiraste tanto.
Te quería decir una y mil veces, cuánto te amo.

Pero no te amaba a vos, me amaba a mí.
Hoy me di cuenta. En la parada de un colectivo.

Porque puedo hacerlo muchas veces, como hago ahora.
Leer las cosas mías, viejas, qué tanto me gusta.
Gustabas.

Y lo veo.
No me gustabas. No te amaba.
Yo me amaba, me gustaba
y te vi,
tan poco, tan tanto. Ahí. Ahí estabas.

Diciendo un día cuánto te despreciabas.
Profundamente, según vos, que no me equivoque.
Y ahí estabas. Siempre estabas.

Entonces yo. Me acostumbré.
Me acostumbré a que estabas y me gustó. Pero era yo, que era tan genial.
Te vi tan genial también y entonces pensé.
Que me gustaba.
Y lo impensado, o sea vos, también.

Me quería mucho yo, y entonces me sentí mal.
Porque en un momento entendí que me amaba tanto que tenía amor para los dos.
Yo podía amarnos a los dos mientras dejabas de despreciarte.
Profundamente despreciarte.
Te veía muy lindo y te quería amar.
Alto pecado.
Pero cuando me di cuenta que no podía surgió el problema.

Porque me dejé de amar a mí.
Ya no me gustaba.

Pero ahora ya no me gustás vos.
Sos muy muy feo.
Malo, ideológicamente nefasto.
Inexperto.
No sabés un carajo.
Antes me encantaba que seas un poco tonto.
Hoy ya no lo entiendo.

Entonces sí se acabo. Y ahora que leo, cosas mías, viejas, cuando te quería.
Cuánto te añoraba.
Veo que ya fue.

Fuiste.

Por fin pasó, por fin estás muerto.

Por fin desapareciste.

Por fin sos absolutamente nada.
Nada más que un pelotudo de feisbuc. Nada más que un boludo que ya no veo.

Sé qué podés ser más (más como sos y más que más).
Sé que sos hermoso.

Pero ya no te veo así.

Solamente un pelotudo.

Y así puedo vivir.

Porque yo soy pelotuda pero con sueños y con idea.
Y con amor.

Cosa que vos no.
Lástima por vos.

Además escribo y puedo hacérmelo notar.
Cómo me gusta esto.
Cómo me gusto yo.

Y vos podés pudrirte. Burgués. Chancho burgués.
Wannabe.
No sos más que un posmoderno.

Pudrite. Bien podrido.
En el olvido.

Yo mientras me quedo con tu recuerdo.
Que ese sí es tan lindo.
Tengo lo mejor.
Chau chau.



Cuando éramos jóvenes me mirabas hablar por teléfono. A mi me daba vergüenza decir que estabas ahí entonces me hacía la pelotuda. Inventaba como que no existías.
Hoy te tengo borrado, desagendado, borro todos tus mensajes que no tienen un horario y un lugar.
En mi feis estás bloqueado pero todavía me dan cosquillas cuando pegamos panzas.


Pero eso no te hace existir.